skip to Main Content
banner-servicios

Con la terapia individual, ayudamos a los clientes a examinar sus problemas emocionales y a explorar las dificultades subyacentes que pueden ser la causa. Trabajamos con el cliente en ayudarle a ganar fuerza para tomar decisiones que le lleven a mejorar su bienestar personal.

Te podemos ayudar en una amplia variedad de dificultades como la ansiedad, el estrés, la depresión, los problemas en las relaciones (de pareja, familiares, laborales), los trastornos de la alimentación (anorexia, bulimia), en los procesos de pérdida de personas queridas, en la esquizofrenia, en el trastorno bipolar, en los procesos de separación y divorcio, en la autoestima, en el control del enfado y la ira, en los traumas, las fobias, las adicciones, los trastornos obsesivos compulsivos, el desarrollo personal, entre otras cosas.

Cómo se desarrollan las sesiones

Habitualmente, comenzamos con una consulta general (evaluación) donde hablaremos de tus problemas actuales, de tu historia pasada, y donde establecemos el foco principal del tratamiento. Después de la evaluación que, normalmente, comprendería las dos primeras sesiones, comenzamos con la terapia que sería una sesión a la semana, cada sesión dura 50 minutos. Este proceso es modificable siguiendo a las necesidades de cada persona.

Adaptamos la terapia al problema que presentes en el momento actual, el número de sesiones depende de la dificultad  y grado de tus problemas, así como de los objetivos que tú quieras conseguir con la terapia. Podemos trabajar con varios enfoques terapéuticos adecuándonos a tus necesidades, entre ellos, la terapia cognitivo conductual, la terapia sistémica y la terapia narrativa. Consideramos la relación entre el cliente y el psicólogo como un factor determinante en la efectividad y resultado de la terapia.

Nuestras relaciones más cercanas pueden darnos gran felicidad y satisfacción, pero cuando empiezan a romperse pueden causarnos mucha ansiedad y una fuerte sensación de aislamiento. Las dificultades en la pareja suelen causar un estado de estrés elevado, sensación de desengaño, culpa, rechazo y soledad. Cada vez más las parejas recurren a la Terapia de pareja como vía de mejorar y rescatar su relación.

¿Qué es la Terapia de Pareja?

El propósito de la Terapia de Pareja es ayudaros a reconstruir la relación y a permanecer juntos. Sin embargo, si queréis separaros, la Terapia de Pareja os puede ayudar a que lo hagáis de manera amigable. Para que la Terapia de Pareja funcione óptimamente es necesario que los dos miembros de la pareja realicen un esfuerzo y que ambos acepten el hecho de que puede ser un proceso largo y difícil.

¿Cuáles son los beneficios de la Terapia de Pareja?

Tendréis la oportunidad de hablar sobre los temas que os generan dificultades en un entorno seguro. Ganaréis confianza al expresaros en la pareja y como pareja. Mejoraréis los niveles de comunicación entre vosotros. Aprenderéis a negociar y a comprometeros el uno con el otro. Llegaréis a comprender qué es lo que os mantiene estancados como pareja y descubriréis maneras de seguir adelante.

Si decidís separaros, en la Terapia de Pareja, podéis aprender pautas sobre cómo explicar la separación a los niños (si los tenéis) y sobre cómo hacer que este hecho sea lo menos traumático posible para cada uno de vosotros.

Los problemas dentro de la familia nuclear (padres, hijos, hermanos), de la familia extensa (abuelos, tíos, primos) y de la familia política (suegros, consuegros, yernos, nueras, cuñados/as) pueden ser un foco de estrés, ansiedad y serias dificultades.

En la Terapia de Familia tenemos como objetivo promover el cambio y el desarrollo  dentro de los sistemas de la familia.

¿Qué es la Terapia de Familia?

El terapeuta de familia ayuda a las personas que están en una relación cercana a que se ayuden mutuamente.

Da la oportunidad para que los miembros de la familia, las parejas, otras personas, cualesquiera, que se preocupan las unas por las otras, expresen y exploren pensamientos y emociones difíciles de manera segura, a que consideren las necesidades de cada uno, a que comprendan las experiencias de los otros y sus puntos de vista, a que trabajen en sus puntos fuertes y a que hagan cambios útiles en sus relaciones y en sus vidas.

Las personas a nivel individual también pueden encontrar en la Terapia de Familia una oportunidad para reflexionar sobre las relaciones importantes y para encontrar un camino hacia delante.

Objetivos de la Terapia de Familia

La Terapia de Familia tiene como objetivos:

  •  Incluir y considerar las necesidades de cada uno de los miembros de la familia y/o de otras relaciones ( o sistemas) importantes en la vida de las personas
  • Reconocer y construir sobre los puntos fuertes de las personas y sobre sus recursos en las relaciones
  • Tener en cuenta las diversas formas de familias, creencias y culturas
  • Trabajar en colaboración “con” las familias y otras personas no “sobre” ellas.
  • Dar la oportunidad a las personas de hablar entre ellas o a nivel individual, a menudo, sobre temas difíciles y estresantes, de manera en que se respeten sus experiencias, que inviten al compromiso y que favorezcan la recuperación

¿En qué te puede ayudar la Terapia de Familia?

Te puede ayudar en problemas con tus hijos, con tus padres, con tu pareja. En los problemas que surgen con la familia política (suegros, yernos, nueras), entre otras cosas.

En Alboan tenemos años de formación y experiencia clínica como especialistas en Terapia Cognitivo Conductual. Nuestra formación se ha realizado tanto en este país como en el extranjero.

Ofrecemos Terapia Cognitivo Conductual para la depresión, la ansiedad, los traumas, la baja autoestima, el control de la ira y el enfado, las dificultades en las relaciones, los problemas sexuales, las dificultades en el trabajo/profesión, las fobias, y los trastornos alimentarios, entre otras cosas.

¿Qué es la Terapia Cognitivo Conductual?

La Terapia Cognitivo Conductual es un tratamiento basado en la evidencia científica que sostiene que los pensamientos, las emociones, y la conducta están estrechamente interrelacionados. Según pensamos, sentimos y según sentimos, actuamos.

La esencia de la Terapia Cognitiva es examinar los pensamientos que subyacen a los problemas emocionales y ayudar a generar alternativas de pensamientos más equilibrados y más positivos.

Los terapeutas cognitivos tienen como uno de sus objetivos trabajar con nuestros pensamientos y con nuestras conductas para mejorar cómo nos sentimos.

¿Cuántas sesiones de Terapia Cognitivo Conductual necesito?

El número de sesiones de Terapia Cognitivo Conductual que necesites dependerá del tipo de dificultad o problema que tengas. Este tipo de terapia tiende a ser a corto/medio plazo.

¿Qué evidencia hay sobre el funcionamiento de esta terapia?

Hay numerosos estudios que demuestran la efectividad de la Terapia Cognitivo Conductual. Por ejemplo, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) británico ha recomendado en sus directrices el uso de la Terapia Cognitivo Conductual como tratamiento preferente en un gran número de problemas de salud mental.

¿Para qué tipo de problemas es adecuada?

La Terapia Cognitivo Conductual está indicada para un gran número de dificultades entre las que se incluyen la ansiedad, el estrés, la depresión, la autoestima, la ira y el enfado, los trastornos de la alimentación, los traumas, las fobias, las adicciones, el trastorno obsesivo compulsivo, los problemas sexuales, el auto-desarrollo, entre otras cosas.

Back To Top